sábado, 24 de septiembre de 2016

Lo malo...

Lo malo de las peleas, no es el tiempo que se invierte. No es el sabor amargo que queda cuando se ha dicho todo, sin haber dicho realmente nada. No son las heridas que dejan a su paso la adrenalina, la urgencia por ser el de la última palabra o la ingenua necesidad de salir, cada uno a su modo, victorioso. Lo malo de las peleas es que cuando acaban, si se puede decir así, ninguno sabe que se dijo por decir o porque se tenía que decir...

viernes, 18 de diciembre de 2015

Quedate

Tengo un par de cosas que decirte. La primera, que seguro ya sabes, es que te amo con esa locura que siempre ha caracterizado a mi corazón. Sin horarios, medidas o restricciones. Te amo sin escapatoria, de manera incansable, de manera insaciable.  Te lo digo para que, bueno, por un lado te alegres y te enteres que esto es algo serio y para siempre, y por otro, dimensiones que ya eres la razón y el destino de todos mis versos, mis caricias, mis planes, mis antojos, mis miedos, mis besos y mis sueños.

La segunda, que no viene después por orden de importancia, sino porque necesita mas de tu cooperación, es que yo quiero quedarme contigo. Se que a veces te vuelvo loca con mis ocurrencias, que a veces me desespera un poco tu prisa o que a veces peleamos por cosas varias sin sentido, pero quiero decirte que no hay mejor paz que tu guerra, ni edén mas perfecto que tus brazos. Déjame quedarme contigo, que tu ya te has quedado en mi.

viernes, 20 de noviembre de 2015

Será quizás...

Será quizás porque mis manos son capaces de dibujar tu silueta con tal naturalidad que a veces no sé hasta dónde eres tú y donde empiezo yo.
Sera quizás porque tus labios entienden perfectamente el mudo lenguaje de los míos, mientras tienen la más intensa de las conversaciones sin producir palabra alguna.
Sera quizás el aroma de tu cuello, perfume que despierta mis sentidos y pareciera detener el mundo que nos rodea.
Será quizás la humedad de tu piel, que me ínsita a buscarte y a probarte de a poquito para saciar esta sed de ti que me gusta y desespera.
Será quizás el refugio que encuentro en el calor de tu cuerpo, que me quita todo ese frio que en mi piel y mi corazón se había asentado.
Será quizás que yo te observo, mientras tu tan solo puedes verte.

martes, 1 de septiembre de 2015

Notificación

Te amo. Lo digo así directo, sin preámbulos y sin avisos porque así es como lo supe yo también. No se si nunca te fuiste, si al fin acabo de entenderlo todo, o si siempre has sido tú y, de una manera que  no puedo entender muy bien al fin te encontré o me encontraste. No lo se y en realidad ya no importa, porque cada latido de mi corazón ya es para ti. Eres la dueña del mas dulce de mis besos, del mas secreto de mis deseos y la mas inolvidable de mis miradas. Ya no hay caricia, verso o suspiro que no sea nada mas para ti. No quiero asustarte, no se trata de ningún compromiso ni chantaje, mas bien es como una notificación.

martes, 11 de agosto de 2015

Solo para ti

Todo el mundo quiere ser el héroe, el príncipe azul o la princesa encantada. Y no es que me parezca mal, solo que creo que a veces olvidamos que la vida son subidas y bajadas, risas y lágrimas. 

Claro que yo quiero ser tu héroe, tu escape, tu solución universal. Y es que aunque ya sabes cómo amo verte contenta y como me siento indestructible cada vez que algo me dice que yo tengo algo que ver con tu bella sonrisa, también quiero que sepas que a demás quiero ser parte de tu vida incluso entre bajadas y una que otra lágrima.

Y es que quiero ser yo el que tenga que inventarse un plan cuando nos quedemos atascados por la lluvia, pero también quiero ser yo al que quieras matar cuando se sale de la situación. Quiero ofrecerte un camino a la calma cuando lo necesites, pero también quiero ser yo el que te robe la tranquilidad y te haga respirar profundo por poner a prueba tu paciencia. Quiero despertarte con un beso, pero también quiero que alguna noche no duermas por mis ronquidos. Quiero escucharte decirme todas esas palabras dulces pero también quiero escucharte decirme como a veces soy molesto. Quiero brindar contigo, pero también quiero pasar la resaca junto a ti.

Quizás no sea lo más romántico, poético ni lo más normal que alguien te halla dicho, pero quiero que sepas que quiero ser yo el mejor de tus desvelos, la mejor de tus pesadilla, tu lunes por la mañana, pero también tu sábado por la tarde... Quiero que sepas que yo quiero ser todo, de cualquier forma, en cualquier parte... Todo, pero solo para ti.